viernes, 28 de agosto de 2015

Gelatina de yogur y papaya, un postre disociado...

Algún día me daré una leche haciendo las fotos del blog, ¡ya verán!

Esto de poner los postres sobre una caja, esa caja sobre una mesa, por lo que me tengo que subir a la mesa y, como aún hay poca distancia, a subirme yo sobre una caja encima de la mesa... ¡qué vértigo, por favor!

Ya sé que pensarán que por qué no lo pongo en el suelo y punto. Yo también lo pensé pero la luz no llega igual, así que no me queda otra que construirme esta torre de Babel para poder sacar algunas fotos decentes... ¡recen por mi alma!


¿Recuerdan que les comenté que tuve problemas intestinales? ¿Les conté que fui a una nutricionista maravillosa? ¿Y que soy mega fan de Suzanne Powell y su dieta disociada y alimentación consciente? Pues este postre va por esos tiros...

¡Es un postre que va genial con la dieta disociada!


Me podría poner a hablar de esta forma de comer horas y horas, párrafos y párrafos, porque gracias  a ella mis problemas estomacales, que no encontraban solución con la medicina tradicional, han remitido. 

Me siento mucho mejor y he bajado de peso y deshinchado. ¡Es maravillosa!


Suzanne Powell tiene 2 libros publicados con la explicación de la dieta y varios vídeo en youtube donde explica de qué va. ¡Yo no me llevo nada con esto! :-)
Solo lo digo para quién lo necesite porque sé lo mal que se pasa...


Además, ¡este postre es la bomba de fácil! Está hecho con fruta de temporada, solo necesita frío y es hipocalórico. ¡¡Fresco, sano y ligero para estos calores de verano!

La receta es del libro 'Yo sí que cocino' de Patricia Pérez. ¡Un libro con recetas muy sanas que recomiendo!
¡¡Vamos con la receta!! 

Gelatina de yogur y papaya


Ingredientes para 4-5 comensales:

- 3 gr de Agar Agar en polvo (nuestra gelatina vegetal de algas)
- 1 limón
- 200 ml de agua embotellada
- 400 ml de yogur de cabra (preferiblemente) desnatado
- 4 cucharadas de sirope de ágave
- 1 papaya grande ó 2 pequeñas
- Hojas de menta para decorar

Preparación: 

En un cazo mezclamos el agua con el agar agar y llevamos a ebullición durante 2 minutos. Rallamos la piel del limón y la mezclamos con el yogur, el sirope y la mitad del agar agar disuelto. Repartimos en 4 ó 5 vasos hasta la mitad y llevamos a la nevera durante unos 20 minutos.

Trituramos la pulpa de la papaya y la mezclamos con el zumo del limón. Añadimos la otra mitad que nos quedaba del agar agar disuelto y removemos. Vertemos la fruta sobre el yogur y volvemos a meter los vasos en la nevera. 

Picamos la menta y la mezclamos con ralladura de limón, y esparcimos la mezcla sobre nuestros vasitos para decorar y dar aroma. 


¿A que ha sido rápido y fácil? Pues ya ven que es un postre ameno de hacer para no perder tiempo en verano y vacaciones, y además es fresco y ligero para los calores. ¡Y muy sano y bajo en calorías!

Yo les dejo porque ya es la hora de la merienda y tengo una gelatina de estas con mi nombre llamándome a gritos. ¡Ya vooooooy! 

¡¡Un besote a todos y feliz fin de semana de verano!!


21 comentarios:

  1. Un postre estupendo, y sobre todo muy sano.Gracias y buenas noches.

    ResponderEliminar