viernes, 17 de julio de 2015

Tartaletas de Músico de avena y natillas de almendra

Hace años, cuando vivía en el norte, veía siempre tras las vitrinas de las pastelerías unas tartaletas con frutos secos que me llamaban la atención por el nombre... ¡Tartaletas de Músicos! 


Claro, yo soy músico, y cada vez que las veía pensaba... ¿acaso somos los músicos unos adictos a los frutos secos? ¿Si eres músico debes comer entre escala y escala un puñado de pasas? ¿Después de cada concierto, en lugar de apetecerte la típica y deseada caña fresquita post-concert, deberías comer un mix de frutos secos variados?

Pues existe una explicación que puede ser cierta, y es que los músicos necesitamos energía cuando tenemos muchas horas de grabación o ensayos por delante. Pero vamos, que yo y mis colegas de profesión no solo somos adictos a los frutos secos sino también a los chocolates, infusiones y galletas de todo tipo. ¡Todo junto sí que da energía!


Pero estas tartaletas son un poco diferentes ya que no llevan ni productos lácteos, ni harinas y azúcares refinados. Son, por lo tanto, más sanas y digestivas. La masa sablé típica de estas tartaletas la he sustituido por una masa hecha a base de aceite de oliva, copos finos de avena, harina integral de espelta, panela (azúcar moreno sin refinar), agua y sal. ¡¡Y está buenísima!! Hasta estuve comiéndome la masa cruda... (bueno, eso lo hago siempre...)

Masa de las tartaletas antes y después de hornear

Las natillas están hechas con bebida de almendra y pasta pura de almendras, además de yemas de huevo eco, panela y harina integral de arroz para espesar. Puedes hacer también solo la receta de las natillas, un postre también riquísimo si no tienes muchas ganas o tiempo de hacer toda la receta... ¡aunque ya te adelanto que vale la pena el pequeño esfuerzo!


Tartaletas de Músico
(Para 4 comensales)

Ingredientes para la masa:

- 100 grs. de copos finos de Avena 
. 100 grs. de harina integral de espelta 
- 120 ml. de agua 
- 2 cucharadas de aceite de oliva extra  
- Una pizca de sal marina o rosa del Himalaya
- 1 cda. de Panela (azúcar moreno sin refinar que consigues fácilmente en herbolarios/tiendas Bio)

Elaboración: 

En nuestra amasadora/batidora o a mano en un bol (batidora con cuchillas no!) mezclamos todos los ingredientes hasta que queden bien ligados. Estiramos la masa con un rodillo entre 2 papeles de hornear (nos ayudará a que no se pegue la masa ni al rodillo ni a la superficie) y refrigeramos 30 minutos en la nevera. Pasado el tiempo untamos nuestros moldes para tartaletas con aceite y pasamos la masa a los moldes con cuidado, retirando el sobrante con un cuchillo y pinchando la masa con un tenedor para que no se hinche en el horneado. Horneamos las tartaletas durante 20 minutos a 160-180ºC, según nuestro horno. Una vez horneadas las sacamos y dejamos templar 10 minutos antes de desmoldar. 

Ingredientes para las natillas:

- 4 yemas de huevo (Preferiblemente ecológicos) 
- 50 gr de panela (Es azúcar sin cristalizar. Se encuentra en herbolarios y tiendas Bio) 
- 2 cucharadas de harina de arroz integral (En herbolarios y tiendas Bio. Será nuestro espesante.) 
- 350 ml de bebida de almendra (ya en cualquier supermercado la encuentras) 
- 1 cucharada de pasta de almendra 100% sin azúcares añadidos (Opcional aunque le da un sabor maravilloso a almendras. Se compra en tiendas Bio, herbolarios o zonas Eco de grandes superficies) 
- La piel de 1 limón 
- Mezcla de frutos secos ecológicos: pasas, almendras, nueces, avellanas,...
- Sirope de ágave o melaza de caña

Preparación: 

Comenzamos batiendo las yemas con la panela, la harina y un chorrito de la bebida de almendras. Removemos con varillas manuales hasta que estén bien integrada la harina y el azúcar. Vertemos el resto de la bebida de almendras y la cucharada de la pasta de almendras, y pasamos la mezcla a un cazo, añadiendo ahora la piel del limón. Calentamos a fuego medio sin parar de remover. Una vez que espese la retiramos del fuego y seguimos batiendo para que baje un poco la temperatura. Quitamos la piel del limón.

¡A montar nuestras tartaletas!

Rellenamos la base de galleta con la natilla, coronamos con los frutos secos y rociamos todo con sirope de ágave o melaza de caña de buena calidad. 

¡A disfrutar!


Yo llevé las mías anoche a una cena con amigos y fueron un triunfo. Todos me dijeron que estaban riquísimas, que tenía que venderlas a restaurantes y cafeterías, que lo mucho que sabían a almendras e incluso a mazapán... Comprobado; ¡están buenísimas, y son un precioso y sano postre para nuestros invitados o seres queridos!

¡Ya me cuentan qué les parece si las hacen!

¡Feliz fin de semana!


10 comentarios:

  1. Magnífico postre Magdalena! Mi dulce favorito. Hacían una versión "no tan sana" en una dulcería muy conocida que había en la Plaza de La Victoria en Las Palmas. Estaban exquisitos, pero seguro que estos estarán mejor.

    ResponderEliminar