martes, 8 de febrero de 2011

¡Cupcakes de vainilla con frosting de frambuesa!

¡Hola de nuevo!

la verdad es que escribiendo este blog me siento como en la película Julie & Julia. No sé si la habéis visto pero trata sobre la vida de la chef Julia Child en los primeros años de su carrera culinaria en la década de los 60s y, por otro lado, la vida de Julie Powell, la narradora de la película, quien aspira a cocinar todas las 524 recetas del libro de cocina de Child durante un año y va contando sus experiencias en un blog que escribe casi a diario Ese libro existe y se llama Mastering the Art of French Cooking. El otro día, en el Fnac de Sevilla, lo vi en la estantería mientras curioseaba en la sección de postres y me hizo mucho gracia. La pena del libro es que no tiene ni fotos ni dibujitos... ¡y yo sin eso no funciono! 


¡Este es el cartel de la película!
Bueno, mi propósito no es tan grande ni estresante como el de Julia, pero sí tengo ganas de poner en práctica y contar mis experiencias (las buenas y las malas) con vosotr@s de las recetas que voy haciendo en casa.

¡¡Pues vamos con los CUPCAKES!! Os hago saber que la magdalena de vainilla de estos cupcakes es la que más me ha gustado hasta ahora de las que he probado. Podéis hacer esta magdalena como base y luego decorarla o rellenarla cómo os apetezca: con buttercream de chocolate, vainilla, frambuesa, queso fresco,... rellenas de mermeladas, cubiertas de nata,... ¡infinidad de modalidades! Yo hice la buttercream con mermelada de frambuesa y quedó espectacular. Además, la buttercream quedó muy sólida lo que fue fantástico para decorarla con manga pastelera ya que se mantuvo intacta. ¡Receta recomendada! 

¡Pues allá voy!

Receta para 12 cupcakes: 

- 190 gr de azúcar granulada
- 150 gr de mantequilla pomada (¡sin sal para la magdalenas dulces a no ser que os diga lo contrario!)
- 2 huevos
- 2 cucharaditas de café de extracto de vainilla
- 2 cucharaditas de café de levadura
- 1/8 de cucharadita de café de sal
- 190 gr de harina de trigo
- 80 mil. de leche entera

Para el frosting:

- 150 gr de mantequilla pomada
- 100 gr aprox. de mermelada de frambuesa 
- 1/2 cucharadita de café de extracto de vainilla
- Azúcar glas... Yo puse hasta que conseguí la consistencia que deseaba
- Una pizca de sal
- Para decorar podéis utilizar frambuesas frescas (¡si conseguís!). Yo las decoré con barquillos de fresa.

Primero pre-calentamos el horno a 180º y engrasamos un molde para magdalenas o lo forramos con cápsulas de papel rizado.

En un bol mezclamos la mantequilla con el azúcar. Luego vamos añadiendo el resto de los ingredientes, empezando por los huevo y terminando con la harina. Lo mezclamos todo bien hasta que quede perfectamente ligado.

Repartir con la ayuda de una cuchara la masa en las cápsulas de papel y hornear durante 20 minutos o hasta que las magdalenas estén doradas y esponjosas. Yo me he comprado un saca bolas de helado, de esos que utilizan en las heladerías, y es perfecto para rellenar los moldes ya que la medida es la cantidad justa y no se te cae por fuera. Una vez hechas las magdalenas, desmoldar y dejar enfriar en una rejilla.

¡La pena es que no tengo muy buenas fotos de este...! :(



Mientras se enfrían las magdalenas vamos haciendo el frosting. Mezclamos la mantequilla, la mermelada y la sal, y luego vamos añadiendo azúcar glas hasta conseguir que quede bastante espeso, o sea, que se nos quede pegado a la espátula. Luego, yo utilicé una manga pastelera con la boquilla más grande que tenía (sigue siendo la del carrefour!!) e introduje la crema y decoré las magdalenas. Como no conseguí frambuesas (¡en Canarias en Navidad es misión imposible!) pues decoré los cupcakes con barquillos de fresa. Algunos los machaqué y espolvoreé esos trocitos por encima a modo de sprinkles y... ¡tachán!

¡Espero que os guste!

Como no sabía que iba a hacer un blog no tengo fotos de este...


¡Este fue un variadito que hice para la víspera de los Reyes Magos!





18 comentarios:

  1. Jolín, sí que has cogido con ganas esto del blog, no paras! Y muchos seguidores ya, eh? Me alegro. Esto de los cupcakes es un vicio. Yo ahora con el trabajo tengo menos tiempo pero me estoy guardando ya tus recetas para cuando tenga un ratillo ponerme al frosting y demás, jaja! Si me dices que el de esta receta es consistente, mejor, porque he tenido malas experiencias con frostings líquidos, buaaa! Besos y feliz martes!

    ResponderEliminar
  2. Magdalena, Alma me ha llevado hasta aqui y tu blog me encanta. Los cupcakes muy bonitos. Mucha suerte en tu andadura, me quedo de seguidora para ver tus creaciones y te invito a www.midulcehogar.es

    ResponderEliminar
  3. Jaja, Bea, es que quiero pasar lo que he hecho hasta ahora al blog para después poder hablar en 'presente' de lo que voy haciendo, ¡que esta tarde quiero hacer una tarta de zanahorias y la quiero colgar en tiempo real! Por eso estoy como loca colgando mis pequeños y pocos intentos hasta ahora.

    Como no tengo conciertos hasta marzo estoy bastante más libre y, aunque tengo que estudiar, me organizo el día para poder dedicarle tiempo a esto.

    ¡Pues sí, a mi me encantó cómo se me quedó el frosting! No puedo poner la cantidad de azúcar glas porque ya ni me acuerdo, pero sí recuerdo que lo hice a ojo, hasta que conseguí la consistencia que quería y quedó, además, muy rico de sabor!

    ¡Besitos y feliz martes para ti también! Aunque estoy un poco liada ahora con intentar ponerme al día prometo visitarte tooodos los días!! ;) A ver si termino hoy... :(

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola Raquel!
    gracias por pasarte por mi blog y por tus buenos deseos! Sí, jaja, Alma se está portando muy bien conmigo. Aún ando poniendo las recetas que había hecho hasta ahora y ando un poco perdida, pero espero ponerme al día de aquí a mañana!! Me voy a pasar por tu blog ahora mismo!!
    Un abrazo y gracias!

    ResponderEliminar
  5. Hola!
    Soy seguidora "silenciosa" tuya desde que empezaste, y ahora me animo a probar tus cupcakes (quiero hacerlos para la fiesta de cumple de los enanos en julio, pero antes lo probaré con mi conejito de indias particular, mi marido, jeje)
    Tengo una duda (bueno, mil, pero hoy te pregunto solamente esta, jeje): el frosting se endurece o se deshace con el paso de las horas sin estar en la nevera?
    Te explico: como la fiesta es al aire libre y me tengo que desplazar, quiero saber si se me van a despachurrar los cupcakes por el camino o durante la tarde... para organizarme de manera diferente
    A lo mejor ya lo has explicado, pero no me acuerdo..

    Gracias y felicidades por tus maravillas!!

    ResponderEliminar
  6. Hola Claudia!

    gracias por seguirme, es un placer y hace mucha ilusión!

    Mira, los frosting suelen ser de buttercream. Son muy dulces por la cantidad de azúcar glas que lleva pero lo hacen más resistente. Aguantan días si moverse. A más azúcar, más dulces, más resistentes.

    A mi, personalmente, me gustó mucho este, el de esta entrada. También el de turrón suchard (que se puede hacer con cualquier otra tableta de chocolate).

    Acabo de colgar una entrada con frosting de ganache de chocolate blanco, y esa me encantó porque no es muy dulce pero no resiste tanto ya que lleva nata montada, pero sí te aguanta un rato. Si tienes estabilizante de nata, que no es fácil de encontrar excepto en tiendas especializadas, te dura mucho decorado. Lo mejor es decorar el cupcake con un frosting de nata cuando va a ser consumido ya que necesita estar fresco.También puedes hacerla con chocolate con leche o negro.

    Una receta de buttercream buena básica es esta, de vainilla:
    250 gr de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
    450 gr de azúcar glas
    1 cucharadita de extracto de vainilla
    6 cucharaditas de leche (o nata líquida)

    Luego le puedes añadir cacao, o mermeladas, o extractos y colorantes...

    ¡Espero haberte ayudado!
    Un beso enorme y si tienes alguna otra duda escríbeme, por favor!

    ResponderEliminar
  7. Muchas gracias por tus consejos!!!
    Ya te contaré cuando lo haga.

    Y ahora otra dudilla (pesada que es una!), pero con el fondant: leí el post sobre el curso que hiciste, y recomiendas comprar el fondant ya hecho (ya que los ingredientes son muchos y puede salir rana). Estoy mirandome el de Decake, y no sé si comprarlo con sabor a vainilla o sin él: sabes si se le puede añadir algun aromatizante? Además, tampoco sé si cunde mucho 1kg o no...

    Aisss, me estoy metiendo en un jardín y necesito ayuda, jajaja

    Por cierto, el nombre de mi blog te ha confundido: Clàudia es mi primera hija, por la que comencé en el mudo de los blogs, y yo me llamo Maia :-D

    Besos!

    ResponderEliminar
  8. Hola Maia, jaja, perdona!

    pues yo lo compro sin vainilla pero, si te apetece, pruébalo que seguro que está buenísimo!
    No creo que se le pueda agregar un sabor por tu cuenta ya que el fondant, con el líquido, se humedece y se estropea. Yo no le pondría nunca nada. Y el colorante siempre en pasta o compras los colores que necesites.

    Depende de para qué lo quieras te cunde un kilo. Es bastante. Te da para forrar una tarta y te sobra más!!

    Espero haberte ayudado... Tampoco es que sea una experta en fondant pero voy aprendiendo!!
    Besitos y ya me cuentas!!

    ResponderEliminar
  9. Hola dulcemagdalena, estoy intentando hacerme segudora de tu blog, pero no encuentro la opción...te felicito por la delicadeza que haces las cosas, y me has engachado ja ja ja...como el fondant!!! yo también me dedico a esto y pronto abriré una tienda online de productos especializados también!! Apúntamke al sorteo que me encanta pasticipar(nunca me toca nada je je) Un besote

    ResponderEliminar