lunes, 15 de febrero de 2016

Carnaval, carnaval... ¡te quiero, torrijas de Carnaval!

¿Se acerca la Cuaresma? ¡¡¡Preparemos Torrijas de Carnaval!!!


Este postre de Gran Canaria, típico de la época carnavalera, gusta tanto y es tan fácil de preparar que los canariones lo degustamos con frecuencia en cualquier época del año.


Las torrijas de Carnaval no tienen una receta única. Hay quienes, para darle más sabor, introducen algunos ingredientes más como la calabaza. Yo les presento una receta sencilla y deliciosa con la que disfrutar una tarde única de martes de Carnaval.


Torrijas de Carnaval
(Para 12 unidades)

Ingredientes:

- 3 huevos medianos
- 250 gr de azúcar
- 200 g de harina
- La ralladura de 1 limón
- 200 ml de leche
- 50 ml de licor de anís
- 1 cucharada de anís en grano
- Aceite de oliva para freír
- Miel de caña
- Canela

Preparación:

Separa las yemas de las claras y monta estas últimas a punto de nieve con una batidora de varillas eléctrica. Una vez montadas las claras, baja la velocidad de la batidora y agrega poco a poco el resto de los ingredientes. Comienza con el azúcar y continúa con las yemas, la harina, el anís, el licor y la leche.  Incorpora la ralladura, termina de mezclar y deja reposar la masa unos minutos.
Pon abundante aceite en una sartén antiadherente. Una vez caliente agrega, con la ayuda de un cucharón, la masa de las torrijas. Una vez que estén doradas sácalas del fuego y ponlas en una fuente con papel para absorber  el exceso de aceite. Déjalas enfriar y sírvelas al gusto, regadas con miel de caña y espolvoreadas con canela.


Tiempo de elaboración | 30 minutos
Dificultad | Fácil


viernes, 5 de febrero de 2016

Gelatina de yogur y frutos rojos; para endulzarnos sin remordimientos

Ay, ay, ay...

¿Aún te sientes culpable por los excesos navideños pero te cuesta abstenerte de los dulces? 
No te preocupes porque hoy te traemos una receta baja en calorías y perfecta para eliminar esas toxinas acumuladas tras las fiestas. 


Utilizando productos desgrasados, y los frutos rojos para limpiar nuestro organismo, podrás permitirte pecar sin sentirte culpable.

¡Vamos con la receta!


Gelatina de yogur con frutos rojos
(Receta para 8 comensales)

Ingredientes:

- 180 gr de azúcar
- 30 gr de gelatina neutra en polvo
- 250 ml de leche desnatada
- 1 Litro de yogur natural desnatado
- Frutos rojos frescos o congelados
- Miel

Preparación:

En un bol mezcla el azúcar con la gelatina y, seguidamente, añade la leche removiendo con unas varillas manuales hasta que no queden grumos. Deja reposar unos minutos. Calienta esta mezcla al baño María hasta que el azúcar se haya disuelto completamente.
En otro bol agrega el yogur y vuelca la mezcla anterior removiendo, de nuevo, con varillas manuales hasta conseguir una crema lisa y uniforme. Vierte los frutos rojos y mezclalos con la ayuda de una espátula de silicona para no romperlos ya que son muy delicados.
Pasa la mezcla a un recipiente donde vayas a dejar enfriar la gelatina y déjala enfriar en la nevera hasta que cuaje. Desmolda y decora con más frutos rojos miel al gusto.


Tiempo de elaboración | 15 minutos + reposo
Dificultad | Muy fácil


lunes, 18 de enero de 2016

Panna Cotta de turrón Jijona para acabar con los dulces navideños


¿Ha terminado la Navidad y aún quedan turrones en tu despensa? ¡No dejes que caduquen! Si no sabes qué hacer con ellos antes de que se estropeen, te propongo una receta deliciosa y fácil con la que sorprenderás a familia y amigos, y darás salida a tus dulces navideños.



Panna Cotta de turrón de Jijona con chocolate
(Receta para 6 comensales)

Ingredientes:

- 300gr de turrón de Jijona y más para decorar
- 300ml de leche entera
- 200ml de nata líquida (35% mat.grasa)
- 20gr de azúcar
- 5gr de gelatina en polvo
- 150ml de nata líquida (35% mat.grasa)
- 150gr de chocolate negro 70%

Preparación:

Lo primero que haremos será hidratar la gelatina mezclándola en un pequeño bol con tres cucharadas de agua. Reservamos.

En un cazo, y a fuego lento, trocemos el turrón de Jijona y añadimos la leche, la nata y el azúcar. Removemos constantemente hasta que llegue a ebullición. Si el turrón no se deshace del todo trituramos la mezcla con una batidora de brazo.

Agregamos la gelatina y mezclamos bien para que se integre perfectamente. Pasamos la mezcla a los vasitos en donde vayamos a servir la Panna Cotta y dejamos que atempere. Una vez que esté a temperatura ambiente introducimos los vasitos en la nevera y dejamos enfriar, al menos, cuatro horas para que cuajen.

Una vez pasado el tiempo y con la Panna Cotta completamente cuajada, pasamos a preparar la crema de chocolate calentando en un cazo la nata y llevándola a ebullición. Vertemos la nata en un bol con el chocolate previamente troceado. Dejamos reposar un minuto, para que se caliente el chocolate, y removemos con unas varillas manuales hasta que la mezcla quede lisa. Vertemos la mezcla sobre nuestra Panna Cotta y decoramos con turrón Jijona troceado.

Tiempo de elaboración | 15 minutos + reposo
Dificultad | Muy fácil



miércoles, 16 de septiembre de 2015

Cheese Cake de Calabaza. ¡Hola, me llamo Magdalena y soy adicta a las tartas de queso!

No quería que sucediera pero ha pasado y no puedo negarlo...

Yo, Magdalena Padilla, mujer, natural de Las Palmas de Gran Canaria y nacida el 21 de octubre de 1979 admito que me he enganchado a las tartas de queso y no sé cómo ponerle remedio.

¡Hola, soy Magdalena y soy adicta al cheese cake!


Acabaré con las existencias de queso de Canarias, gastaré mis moldes desmontables de tartas de queso y pillaré una intolerancia al queso del copón como no le ponga freno pronto a todo esto.

Desde que descubrí el libro de Tartas de queso de Hanna Miles en una de las estanterías de una bonita librería de Santander no he parado de estudiar las recetas y de pensar cuál será la siguiente que haga. Yo ya sé cuál será la próxima y les va a encantar... ¡miedo me doy!


Lo que sí intento es tunearla para hacerla lo más sana posible y que, por lo menos, a mi no me siente muy pesada o mal al estómago ya que lo tengo delicadillo. 

Sí, ya sé que la solución sería no comer este tipo de postres y dejar esta historia de hornear tartas de queso, pero ese camino lo veo inviable, al menos, por ahora o hasta que alguien me robe o queme el libro...


Les juro que la próxima semana me dejaré de quesos y cheesecakes, y me dedicaré a recetas más sanitas, pero permítanme presentarles al super Cheese Cake de Calabaza... ¡espectacular su textura y sabor!

Además, estamos entrando en época de calabazas, de las que se comen, por lo que estaríamos consumiendo productos de temporada... ¡hay que ver cómo me justifico! 


¡Vamos con la receta!

Cheese Cake de Calabaza


Ingredientes para la base:

- 200 gr de galletas integrales caramelizadas y con canela tipo Lotus (yo usé unas de quinoa con canela)
- 100 gr de margarina de soja no hidrogenada o vegetal o mantequilla

Ingredientes para el relleno:

- 600 gr de queso crema tipo Phidadelphia
- 225 gr de crême fraîche
- 160 gr de nata de soja para montar (la compro en la zona dietética de El Corte inglés) O usa nata normal
- 100 gr de panela o azúcar moreno de caña o azúcar blanquilla
- 425 gr de puré de calabaza (cuece la calabaza en trocitos con una cucharada de aceite y una pizca de sal, y agua sin llegar a cubrir. Luego  tritura y ya tienes tu puré)
- 4 huevos M ecológicos
- 2 cucharaditas de canela
- 1 cucharadita de mezcla de 4 especias: jengibre, cardamomo, clavo y nuez moscada)
- 1 vaina de vainilla o 1 cucharadita de vainilla en pasta o 2 de aroma de vainilla

Preparación:

Precalentamos el horno a 170ºC. Engrasamos y forramos con papel de hornear un molde desmontable de 24-26 cm de diámetro. Como vamos a hornear al baño maría envolvemos el molde con papel film para que no le entre nada de agua.

Para la base, trituramos las galletas con un robot de cocina y mezclamos con la margarina derretida. Vertemos la mezcla en el molde desmontable, repartimos bien y presionamos ayudándonos de una cuchara hasta que la base quede lisa y firme. Pasamos este molde a una bandeja de horno honda y llenamos de agua hasta la mitad para el baño maría.

Para el relleno, batimos con varillas eléctricas a baja velocidad el queso crema, la crême fraîche, la nata, el azúcar, el puré de calabaza, los huevos, la canela, la mezcla de especias y las semillas de la vainilla. Pasamos la mezcla al molde y horneamos durante 60 minutos. Pasado el tiempo, apagaremos el horno aunque la tarta aún no esté cuajada y la dejaremos dentro con la puerta cerrada hasta que torne a temperatura ambiente. Pasarán horas. Luego la introduciremos en el frigorífico durante al menos 3 horas o toda la noche. Para servir podemos espolvorearla con azúcar glas y canela.


Espero que la hagan, les guste y la disfruten.

Aquí en canarias hace calor para merendarla junto a un chocolate caliente, pero yo ya me estoy imaginando mis tardes otoñales con un trocito de esta maravilla y mi chocolate especiado. Yummy!

Que sean muy felices esta semana y disfruten horneando pasteles. ¡La vida será más dulce!

¡¡Hasta la semana que viene y gracias por estar ahí!!


viernes, 11 de septiembre de 2015

La tarta de queso de cabra y miel que me cautivó

Quizás, por su aspecto, no sea la tarta de queso que más te llame la atención. 

No tiene puré de frutas decorando por encima, ni un porrón de chocolate, ni caramelo cayendo por los bordes ni un mar de nata rica llamándonos para que le metamos la cuchara. 

No tiene nada de eso, porque no le hace falta nada más. Casi muero de placer cuando le hinqué el diente...¡insuperable el sabor a queso de cabra y miel! 

Esta sí que es una tarta de queso tradicional y auténtica...


No se asusten que la miel rebaja el sabor más fuerte del queso de cabra. Que eso no les eche para atrás porque yo no soy de sabores tampoco muy intensos y este me ha encantado. 

Si fuera posible me casaría con esta tarta... ¡lo que la miel ha unido que no lo separe el hombre! Ni el hambre...


Les voy a hablar un poco de los ingredientes utilizados:

- Para la base usé galletas integrales y ecológicas de Quinoa con canela. Si no quieres o no tienes puedes poner las típicas galletas Lotus con canela.

- Usé margarina de soja sin hidrogenar en lugar de mantequilla, pero tú usa lo que desees. 

- Para endulzar utilicé Panela (azúcar de caña sin procesar) y miel de romero ecológica. Puedes utilizar Sirope de Agave si eres diabético o vegano. 

- Usé queso en crema de cabra en lugar de Phidadelphia. Yo lo conseguí de la marca Tofio, de Fuerteventura, en la nevera del El corte inglés. También usé nata de cabra de la marca también canaria Arterra, que tiene un 40% de materia grasa, y que conseguí en una tienda ecológica de Las Palmas llamada La Zanahoria. Si no puedes, no tienes o no quieres usa nata normal para montar o alguna vegetal o de soja.


¡¡Vamos con la receta!!

Tarta de queso de cabra con miel


Ingredientes para la base:

- 250 gr de galletas caramelizadas (tipo Lotus)
- 125 gr de margarina de soja no hidrogenada (o usa mantequilla)

Ingredientes para el relleno:

- 125 gr de margarina de soja no hidrogenada (o mantequilla) derretida
- 170 gr de Panela (o azúcar moreno de caña o blanquilla)
- 1/2 cucharadita de sal en escamas
- 300 gr de miel de abejas de calidad (Sirope de Agave si eres diabético o vegano)
- 1 vaina de vainilla
- 2 cucharaditas de vinagre de manzana
- 300 gr de queso crema de cabra (o Phidadelphia o similar)
- 250 ml de nata de cabra (o de montar o de soja u otra vegetal)
- 4 huevos M ecológicos

Preparación:

Precalentamos el horno a 170ºC y engrasamos/forramos con papel un molde desmontable de 23 cm de diámetro. 

Para la base, trituramos las galletas con un robot eléctrico. Ponemos las migas en un bol y añadimos la margarina derretida, mezclando bien. Ponemos la mezcla en la base, extendiendo por toda la superficie y presionando firmemente con una cuchara. 

Para el relleno, batimos con varillas manuales la mantequilla derretida, el azúcar, la sal, la miel, las semillas de la vaina de vainilla, el vinagre y el queso crema hasta obtener una masa suave. Incorporamos la nata y después los huevos, añadiéndolos uno a uno. Vertemos en el molde con cuidado de no estropear la base de galletas y horneamos unos 45 minutos. Luego reduciremos la temperatura del horno a 150ºC y horneamos durante aproximadamente 30 minutos más. Apaga el horno aunque aún la tarta se mueva como un flan, y déjala dentro hasta que vuelva a temperatura ambiente (pasarán horas). Luego pásala al frigorífico y enfría al menos 3 horas o toda la noche antes de servir. Por esto es mejor que prepares la tarta de queso el día antes. 

¡A zampar!


Yo ya estoy pensado llevármela mañana al gimnasio porque, como la deje aquí con lo impresionantemente rica que está, toda esa nata de cabra se me va a incrustar en mis lorzas...¡y la grasa está para compartirla!

¿Se atreven a hacerla? No durará un asalto, lo juro,


De verdad, necesito un terreno para criar cabras... ¡me encantan todos sus derivados lácteos y son los que mejor me sienta! (la leche no...)

Si alguien quiere que le cuide cabras, ¡que me llame a cambio de productos!

Besotes y feliz fin de semana
Beeeee beee beeeeeee (Feliz fin de semana en lenguaje de cabras)

viernes, 4 de septiembre de 2015

Porque hacer helado sano es fácil... ¡de soja y frutos rojos!

Un helado de yogur de soja con frutos rojos es la mejor forma de justificarte contigo mismo y permitirte lanzarte a comer el postre... ¡o disfrutarlo a la hora de la merienda!

Yo lo hago... así no me siento culpable...


Yo no sé cómo lo están pasando ustedes en sus ciudades, pero ya les digo que en Las Palmas hace un calor horrible desde hace semanas y, por lo que veo, no tiene intención de marcharse.

Dan ganas de meter la cabeza en la nevera tooooodo el tiempo. Pero como es algo que no puedo hacer porque me pillaría un resfriado del copón decidí hacer un postre fresquito y, cómo no, algo sano para no perder las costumbres.


No hace falta que tengas heladera aunque sí es verdad que nos ahorra trabajo, la textura que deja es muy buena y lo hace muy rápido.

Y lo bueno de este helado es que al contener frutos rojos, que son antioxidantes, estaremos previniendo enfermedades cardiovasculares y el envejecimiento. ¡Oiga, que ya a una le empiezan a salir arruguillas y líneas de expresión que hay que comenzar a controlar! 

¡A por el helado! Digo... ¡a por los frutos rojos! :-)


Helado de yogur de soja con frutos rojos


Ingredientes:

- 375 gr de yogur de Soja Bio (o yogur griego)
- 150 ml de nata de soja fría (o nata vegetal, o de vaca, o de cabra,...)
- 300 gr de frutos rojos (yo los compro congelados)
- 4 cucharadas de Miel Bio o sirope de Agave o de Arce

Preparación:

En un vaso de batidora tritura los frutos rojos congelados. En un bol pon la nata fría y bátela con varillas eléctricas para incorporar aire. Añade luego el yogur y la miel, y mecla con espátula. Ahora lleva estos ingredientes al vaso de la batidora con los frutos rojos y mezcla todos los ingredientes un par de minutos.

Si tienes heladera sigue las instrucciones del fabricante. Si lo haces a mano pasa la mezcla a un envase, preferiblemente metálico, y refrigera el helado durante al menos 3 horas. Cada 30 minutos saca el helado y bátelo con unas varillas eléctricas para romper los cristales de hielo. Este proceso repítelo unas 4-6 veces y hará que quede muy cremoso.  

¡Y a zampar!


Los frutos rojos los pueden cambiar por 2 plátanos y vainilla, por 1 plátano y 1 mango, por 2 plátanos y 3 cucharadas de gofio, por 2 cucharadas de cacao y 2 plátanos,,, ¡hagan pruebas y creen el helado que más les guste! 

Pruébalo antes de congelar para ver si necesitas más o menos dulzor. 


Como ven, hacer helado sano es de lo más fácil. Claro que podemos hacerlo tradicional con huevos, nata, azúcar y demás, pero ya les digo que así es muy sencillo de hacer y más digestivo. 

¡Nuestra barriga nos lo agradecerá!

¡¡Un besote a todos y que tengan un fresco fin de semana!!

viernes, 28 de agosto de 2015

Gelatina de yogur y papaya, un postre disociado...

Algún día me daré una leche haciendo las fotos del blog, ¡ya verán!

Esto de poner los postres sobre una caja, esa caja sobre una mesa, por lo que me tengo que subir a la mesa y, como aún hay poca distancia, a subirme yo sobre una caja encima de la mesa... ¡qué vértigo, por favor!

Ya sé que pensarán que por qué no lo pongo en el suelo y punto. Yo también lo pensé pero la luz no llega igual, así que no me queda otra que construirme esta torre de Babel para poder sacar algunas fotos decentes... ¡recen por mi alma!


¿Recuerdan que les comenté que tuve problemas intestinales? ¿Les conté que fui a una nutricionista maravillosa? ¿Y que soy mega fan de Suzanne Powell y su dieta disociada y alimentación consciente? Pues este postre va por esos tiros...

¡Es un postre que va genial con la dieta disociada!


Me podría poner a hablar de esta forma de comer horas y horas, párrafos y párrafos, porque gracias  a ella mis problemas estomacales, que no encontraban solución con la medicina tradicional, han remitido. 

Me siento mucho mejor y he bajado de peso y deshinchado. ¡Es maravillosa!


Suzanne Powell tiene 2 libros publicados con la explicación de la dieta y varios vídeo en youtube donde explica de qué va. ¡Yo no me llevo nada con esto! :-)
Solo lo digo para quién lo necesite porque sé lo mal que se pasa...


Además, ¡este postre es la bomba de fácil! Está hecho con fruta de temporada, solo necesita frío y es hipocalórico. ¡¡Fresco, sano y ligero para estos calores de verano!

La receta es del libro 'Yo sí que cocino' de Patricia Pérez. ¡Un libro con recetas muy sanas que recomiendo!
¡¡Vamos con la receta!! 

Gelatina de yogur y papaya


Ingredientes para 4-5 comensales:

- 3 gr de Agar Agar en polvo (nuestra gelatina vegetal de algas)
- 1 limón
- 200 ml de agua embotellada
- 400 ml de yogur de cabra (preferiblemente) desnatado
- 4 cucharadas de sirope de ágave
- 1 papaya grande ó 2 pequeñas
- Hojas de menta para decorar

Preparación: 

En un cazo mezclamos el agua con el agar agar y llevamos a ebullición durante 2 minutos. Rallamos la piel del limón y la mezclamos con el yogur, el sirope y la mitad del agar agar disuelto. Repartimos en 4 ó 5 vasos hasta la mitad y llevamos a la nevera durante unos 20 minutos.

Trituramos la pulpa de la papaya y la mezclamos con el zumo del limón. Añadimos la otra mitad que nos quedaba del agar agar disuelto y removemos. Vertemos la fruta sobre el yogur y volvemos a meter los vasos en la nevera. 

Picamos la menta y la mezclamos con ralladura de limón, y esparcimos la mezcla sobre nuestros vasitos para decorar y dar aroma. 


¿A que ha sido rápido y fácil? Pues ya ven que es un postre ameno de hacer para no perder tiempo en verano y vacaciones, y además es fresco y ligero para los calores. ¡Y muy sano y bajo en calorías!

Yo les dejo porque ya es la hora de la merienda y tengo una gelatina de estas con mi nombre llamándome a gritos. ¡Ya vooooooy! 

¡¡Un besote a todos y feliz fin de semana de verano!!